NOS PRESENTAMOS

¡SOMOS ROSANA Y
VORO!

Me llamo Rosana y soy inconformista, creativa, amante de los saraos y de las sorpresas. De darlas, no de recibirlas. Esto me recuerda que también soy hartamente organizada y que la improvisación me pone muy nerviosa. Mi profesión es el diseño y mi vocación la artesanía y creo que fue la idea de poder unir mis dos pasiones lo que dio pie al comienzo de esta aventura.

Comparto este proyecto con Voro, mi compirocker y quién da nombre a la marca. Él es carpintero y el verdadero “hijo de”, mi madre es peluquera. Entre los dos elaboramos artículos de decoración y regalo, creados artesanalmente con la madera como ingrediente principal.

Cada una de nuestras piezas es única y ha sido creada sin prisas en el taller añejo de un pueblete rodeado de montañas donde, todavía hoy, se respira tranquilidad y amor por las pequeñas cosas. Y esto justo es lo que ofrecemos, productos con alma, llenos de paz y rebosantes de buena energía.

Lo nuestro es un Taller Creativo donde se crean diseños propios y donde la gran mayoría de estos puede personalizarse con el objetivo de que cada regalo, cada evento o cada rincón donde intervenga El Hijo del Carpintero, ya sea en tu hogar o tu negocio, esté lleno de magia.

Si tu también sueñas con una casa en el pueblo, con dormir la siesta en una hamaca entre árboles, con ese jardincito donde cultivar fresas, con respirar aire puro, con la calma, con vivir de verdad; has dado con el lugar donde se elabora ese artículo que estás buscando, ese regalo que te gustaría recibir.

¿QUIERES VER DE LO QUE HABLO?