Un San Valentín de madera y amor

valentín

Si me sigues en Instagram ya sabrás que este año te he animado a celebrar San Valentín y sobre todo, a hacer del 14 de febrero un día especial para alguien. Ah! Y que ese alguien podías ser tú, un familiar, amigx o pareja. Si no sabes de que hablo, será mejor que leas este post. Ayer fue el día en cuestión y en redes sociales vi declaraciones preciosas, regalitos caseros con alta carga emocional, paseos en plena naturaleza, lametones… Me encantó y ahora quería hablarte de qué es lo que hizo que mi día fuera especial.

De buena mañana La Chica que nunca había celebrado San Valentín abrió su regalo y me escribió para contármelo. Vale, te pongo en antecedentes. Hace unas semanas, cuando ya tratábamos el tema del Día del Amor, una chica me escribió por privado y me comprometí a hacerle un regalito muy especial.

Compartí su  historia y fuisteis muchas las que me ayudasteis con ideas y frases maravillosas. Al final, no pude evitar crear una pieza desde cero. Una pieza que tuviese un mensaje motivador que le hiciera sonreir al leerlo, pero que también reflejase la parte amarga de la vida. Porque siendo realistas, no todo es fácil, no siempre estamos felices y lo mejor es aceptarlo y seguir igual.

El resultado fue este corazón de pino macizo teñido de nogal. Un corazón imperfecto con una herida que se está curando.

valentín
Un corazón que recuerda que hay que quererse a pesar de las heridas.
valentín

Al abrirlo, La Chica que nunca había celebrado San Valentín, me escribió emocionada y agradecida. Me dijo que le habíamos arreglado el día y ella, obviamente me lo arregló a mí.

A media mañana abrieron el segundo regalito sorpresa que había preparado. En esta ocasión los afortunados eran mis padres. El miércoles les había llegado un paquete en el que ponía “No abrir hasta el 14 de febrero” y ellos, obedientemente esperaron. 

valentín

Lo de regalar a los papás su fecha de boda fue idea de una clienta y me encantó. Así que ayer lo puse en práctica. El resultado fue muy guay! Ellos encantados al recordar viejos tiempos y emocionados tras leer la nota que incluía el paquete (me encanta lo de incluir una notita, también en vuestros pedidos).

Por último, te diré que compartir el día con Voro también fue especial. Sí, con él estoy siempre, pero ayer nos salimos un poquito de la rutina y eso mola mucho. No hizo falta más… Un pastel casero, salir a cenar con buen vino y una conversación tranquila. En fin, dedicarnos más atención de lo habitual.

valentín

San Valentín fue un día tranquilo, sin grandes regalos ni pretensiones, pero con una carga emocional desde primera hora de la mañana que hicieron de la jornada algo especial. Espero que tu día también haya tenido algo de magia y que esa magia se repita varias veces durante todo el año, porque…

Un San Valentín al año no es suficiente

Rosana EHDC

si quieres compartir...

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rosana Santibánez
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@elhijodelcarpintero.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.